martes, 6 de junio de 2017

311. El alma de las cosas



De todos es sabido que las obras de arte tienen un alma. Lograr ver ese alma en toda su dimensión es algo que no está al alcance de muchos, que yo sepa casi exclusivamente artistas. Stendhal, por ejemplo, fue uno de ellos y en Florencia no pudo con la emoción que le provocó una de estas visiones. Pero, si ver el alma de una obra artística ya es harto difícil, conseguir fotografiarla ya es un don que poseen sólo unos pocos elegidos. 











Fotografía: Carmen Torres Maroño

No hay comentarios:

Publicar un comentario